diumenge, 14 d’abril de 2013

El señor de los ladrones


Título: El señor de los ladrones
Autor/a: Cornelia Funke                                       
Dibujos: De la propia autora  


RESUMEN:

Los protagonistas de este libro son dos hermanos. El pequeño se llama Bo, y el mayor Próspero.  
Se les ha muerto la madre, y como no tienen padre, sus tíos se ofrecen a quedarse solo a Bo porque tiene cara de angelito.
Como Próspero no quiere separarse de su hermano Bo, decide irse con su hermano a Vencia, la ciudad de la que tanto le hablaba su madre. Decía que era maravillosa, encantadora...
El problema es que sus tíos los siguen hasta Venecia y contratan a un detective llamado Víctor para que los busque.


Avispa, una niña huérfana vive con otros dos niños huérfanos. Uno se llama Mosca, y el otro Ricio. Víven gracias al Señor de los ladrones, que es un niño que se llama Escipión, y que roba para mantenerles vivos a los tres niños huérfanos. Los niños viven en un cine abandonado que les encontró Escipión, al que le llaman "El escondite de las estrellas".
Avispa cuando vio a Próspero y Bo solos por Venecia, les invitó a vivir con ellos en el viejo cine, y así ya serían más niños. Próspero acepta lo de ir al escondite de las estrellas y se van con Avispa.
Avispa les presenta a Próspero y Bo a Mosca y Ricio. Por la noche el Señor de los ladrones entró en el escondite y les despertó a todos para avisarles de lo que había robado. Próspero y Bo conocieron a Escipión y él a ellos.

Los niños huérfanos incluido Escipión descubrieron que los tíos de Próspero y Bo habían contratado a un detective, y que estaba buscando a los dos hermanos.
A la panda de niños huérfanos, un conde les encarga que roben una ala de madera de la casa de una rica llamada Ida Spavento, y que serían muy bien recompensados. Los niños quedaron que al día siguiente irían a ver al conde para aceptar el robo, ya que necesitaban dinero. La casa del conde estaba al lado de la Plaza de San Marcos.

(Al día siguiente) Víctor sabía que por lo menos toda la gente que vive en Venecia pasa una vez al día por la Plaza de San Marcos, así que se puso a esperar a que los niños pasaran por la plaza.
De repente Víctor vio a la panda de niños y reconoció a Próspero y Bo. Pensó un plan para atraparlos.
Escipión paso con Próspero y Mosca dentro de la casa del conde, mientras que Avispa se quedo a fuera encima de la fuente leyendo un libro, Ricio sentado jugando con un palo, y Bo aburrido.
Víctor se puso comida de palomas en el cuerpo y atrajo a las palomas, para que así Bo se fijase en él. De repente, Bo se acercó a Víctor y empezaron a hablar. Víctor sacó bastante información que se le escapó a Bo, como que vivían en una cine abandonado, que vivían gracias al Señor de los ladrones y que se llamaba Escipión...

Víctor sabía que en Venecia solo había dos cines abandonados, y que eran de el Dr. Massimo, un hombre muy rico. Fue a la casa del Dr. Massimo a preguntar por los dos cines abandonados. Llamó al timbre y le abrió una sirvienta y le dijo donde estaba la sala de el Dr. Massimo y que alomejor no estaría dentro de unos 5 min. Cuando entró en la sala vio a Escipión y después entró el Dr. Massimo y le empezó a regañar a Escipión porque no había dado de comer a sus gatos, entonces Víctor supo que Escipión era rico y que les había traicionado a la panda de niños. El Dr. Massimo mandó a Escipión que le diera las llaves de los cines a Víctos, y como mala gana Escipión se las entregó.
Víctor se dirigía hacia el primer cine, pero allí no encontró nada. Llegó al segundo y último cine, y descubrió el escondite de los niños. De repente los niños entraron, y reconocieron al detective entonces lo ataron con cuerdas y lo encerraron el el baño de hombres del cine.
El detective se hizo amigo de los niños y le contó la verdad sobre Escipión. Los niños le dejaron libre a Víctor, y se acordaron de que esa misma noche tenían que ir a robar a la casa, pero lo harían sin Escipión, el niño que nunca había robado.
Ya se encontraban dentro de la casa de Ida Spavento, cuando escucharon un ruido, y de repente apareció Escipión. Todos estaban muy sorprendidos, tanto los niños como Escipión. Empezaron a discutir cuando de repente apareció Ida Spavento, y vio a Escipión con su ala. La señora Ida Spavento les contó la historia sobre el Tio Vivo del orfanato de las hermanas, que cuando te subías, si eras pequeño te hacías adulto y si eras adulto te convertías en pequeño. Ida Spavente les contó que hace mucho robaron el Tio Vivo, y que la ala que ella tenía era lo único que dejaron del Tio Vivo. Así que Ida Spavento le dijo que les daría el ala si después de entregársela al conde le seguían para saber donde se encontraba el Tio Vivo. Los niños le dijeron que sí.

Si queréis saber como termina el libro leéroslo, en serio a mi me ha encantado, ha sido uno de los mejores libros que me he leído en mi vida. Yo a este libro le doy un ¡¡¡10!!!



2 comentaris:

  1. Puffffff, que larga la recomendación, se nota que te ha gustado.

    ResponElimina
  2. ¡Madre mía! menos mal que Eva dijo que tenía que ser corta la recomendación porque si no...

    ResponElimina