dijous, 25 d’abril de 2013



NINGÚN RETO NOS DETENDRÁ



19 de Abril de 1996.

Había una vez un señor llamado Hyakutake.

Él era un astronauta, con grandes ideas, quería descubrir nuevos astros y cometas, se fue al espacio en una nave llamada Ares I con la que llegó a El Anillo de Asteroides, vio que había un asteroide que se aproximaba hacia la Tierra, para comunicar la aproximación del asteroide. Mientras en la Tierra la gente veía ese asteroide de otra manera, ellos veían un cometa inesperado, ya que se esperaba que el Hale-Bopp (otro cometa) pasara antes.

Hyakutake llegó a la Tierra nerviosísimo, se extrañó de que todo estuviera normal, y de que nadie estuviera gritando ni corriendo, entonces bajó del Ares I y comenzó a gritar "¡Huir, huir, viene un asteroide!". Nadie dijo nada, pensaban que era un loco que tenía pesadillas despierto, fue corriendo hacia el ejército e hizo lo mismo, lo echaron de allí y le dijeron que fuera a un psiquiatra, él no les hizo caso y se fue a la policía, le dijeron lo mismo que el ejército, no le quedó otra que ir a los bomberos, le dijeron lo mismo que la policía y que el ejército, se fue a su empresa, la NASA, y se lo explicó todo, que eso no era un cometa, era un asteroide que se iba a chocar contra la Tierra, los científicos se lo explicaron todo, que eso era un cometa, que era uno de los que más cerca había pasado de la Tierra en los últimos 200 años, y los científicos también le dijeron que ese cometa, (en honor a Hyakutake) lo habían llamado con su nombre Hyakutake. Hyakutake se hizo rico, pero lo compartió con los más necesitados, el financió una expedición para encontrar más galaxias y estrellas, Hyakutake había cumplido su sueño, no era ser un hombre rico sino ser un hombre con el descubrimiento de un cometa y además con el mismo nombre que él, no se podía sentir más orgulloso hasta que le llamaron para otra aventura:

¡¡¡EXPLORAR LA NEBULOSA DEL CANGREJO!!!

Sin pensárselo dos veces corrió a su nave, la Ares I, pero los científicos le dijeron que para un viaje tan largo iba a necesitar otra nave, la Ares II, que tenía más velocidades y mejores motores, y estaba diseñada para viajar hasta la nebulosa del cangrejo, una nebulosa que estaba a millones de años luz, la descubrieron astrónomos Chinos en el año 1054. Y casi mil años después la materia se expandió formando tentáculos de varios años luz, Hyakutake se fue a la nebulosa del cangrejo, descubrió un cinturón de asteroides enorme, descubrió unos planetas y una estrella, vamos, que descubrió un sistema planetario, en el que había un planeta habitado por células microscópicas y animales minúsculos como ratones, también había agua y hielo, montañas, nubes, árboles...

Hyakutake volvió a la Tierra y se hizo famoso, el único en la historia de la Tierra que había descubierto un nuevo planeta en el que habían animales, plantas y por lo tanto oxígeno.

La Tierra tendría una salvación cundo el Sol explotara.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada